Prepara a tus hijos para la vuelta al cole. Ven a Opticonfort
17530
post-template-default,single,single-post,postid-17530,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-3.1.2,qode-quick-links-2.1,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,columns-4,qode-theme-ver-30.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-7.1,vc_responsive
revisión visual para vuelta al cole

LA VUELTA AL COLE

LA VUELTA AL COLE. REVISIÓN INFANTIL Y POR QUÉ ES IMPORTANTE

Las familias afrontan los últimos días de preparativos para la vuelta al cole: mochilas, uniformes, libros… Teniendo en cuenta que el 80% de la información nos llega a través de los ojos, hay que recordar la importancia de incluir una revisión ocular en esta preparación a la vuelta a las clases.

Según estudios, el 25% de los niños en edad escolar padece problemas visuales, como miopía, hipermetropía, astigmatismo y ojo vago. Estos problemas visuales son responsables de al menos un tercio de los casos de fracaso escolar. Por ello, se recomienda realizar una revisión ocular al comienzo del curso, que es el momento ideal para reconocer estos problemas visuales, cuando los niños vuelven a clase y algunos se dan cuenta de que no ven bien la pizarra o la pantalla.

SIGNOS QUE INDICAN PROBLEMAS VISUALES

Algunos signos que pueden indicarnos que el niño tiene dificultades visuales son:

 

– Parpadea y/o lagrimea en exceso y se frota frecuentemente los ojos.

– Se tapa o guiña un ojo ocasionalmente para poder ver mejor con el otro.

– Se acerca mucho al leer, al usar la tableta, el ordenador o ver la televisión.

– Tiene déficit de atención y concentración, o bajo rendimiento escolar.dolor de cabeza por problemas visuales

– Se queja de problemas para ver bien lo que se escribe o lo que se proyecta en la pizarra.

– Al leer sigue el texto con el dedo, frunce el ceño o parpadea en exceso.

– Tiene dolores de cabeza frontales o mareos por la tarde o después de realizar una tarea de cerca.

– Tropieza con facilidad, no calcula bien las distancias, consecuencia de la deficiencia en la sensación de profundidad.

 

Estos síntomas deberían ser tratados de inmediato. En caso contrario pueden traducirse en malos resultados académicos o falta de atención en clase.

Además, cuando un defecto visual no se trata a tiempo, el cerebro de los más pequeños se va acostumbrando a esa deficiencia, lo que hace que pase desapercibida.
Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene la visión, sólo uno de cada cuatro niños españoles en edad escolar se revisa la visión al menos una vez al año.

Tanto las anomalías visuales refractivas (miopía, hipermetropía o astigmatismo) como los problemas de visión binocular (insuficiencia de acomodación, de convergencia o movimientos oculares ineficaces) no son enfermedades, sino deficiencias funcionales de la visión. Por ello es muy importante la detección temprana y aplicar el tratamiento adecuado, ya sean gafas o lentes de contacto, para corregir el error refractivo.

LAS REVISIONES, AL MENOS, UNA VEZ AL AÑO

Las revisiones se aconsejan que sean anuales, siendo muy recomendable al comienzo del curso y durante las épocas de mayor actividad.

Es recomendable que el primer examen ocular se realice a los seis meses de edad. A menos que se detecten otros problemas, el siguiente examen debe ser a los tres años, de nuevo antes de comenzar en el colegio y, después, anualmente.
Dado que muchos problemas visuales se vuelven menos tratables a medida que pasa el tiempo, cuanto antes se descubran, mayores son las probabilidades de conseguir buenos resultados.

VEN A OPTICONFORT, TU ÓPTICA DE CONFIANZA

Una visita al óptico optometrista nos garantizará que nuestro hijo tenga su visión puesta a punto para realizar el mejor trabajo posible en el colegio, leyendo sin dificultades, comprendiendo lo que lee y reteniendo la información que ha leído. No lo pienses más y pide tu cita con nosotros.

Sin comentarios

Envía un comentario