Protege tus ojos de la luz azul de las pantallas. Oticonfort.
20038
post-template-default,single,single-post,postid-20038,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-3.0,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,columns-4,qode-theme-ver-28.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive
Protege tus ojos de la luz azul de las pantallas. Opticonfort

Protege tus ojos de la luz azul de las pantallas

Los filtros de luz azul mejoran tu salud visual.

Desde hace unos años nuestra rutina se ha llenado de pantallas, pasando al día aproximadamente un 30% de nuestro tiempo delante de un ordenador, teléfono, tablet o televisión, sin ser consciente de cómo afecta esto a nuestra salud visual.

Además, la situación actual derivada de la pandemia del Covid-19, ha incrementado en los últimos meses el uso de dispositivos electrónicos para la mayoría de las personas, debido en gran parte al teletrabajo, las clases y reuniones on-line, el aumento de las videollamadas etc…

Aunque puedan parecer inofensivos, los módulos de retroiluminación LED que poseen las pantallas LCD emiten una gran cantidad de luz azul nociva para nuestros ojos, siendo aconsejable el uso de filtros que atenúen este tipo de radiación.

¿Qué es la LUZ AZUL?

La luz azul forma parte del espectro electromagnético que el ojo humano percibe, emitiéndose tanto de forma natural a través de los rayos del sol como de forma artificial por los dispositivos electrónicos que usamos en nuestro día a día.

La longitud de onda de la luz azul se encuentra entre los 380nm y los 475nm, y aunque está dentro del espectro visible humano, la parte más extrema de esta luz, llamada luz azul-violeta, puede ser nociva tras un tiempo prologado de exposición.

Por ello, estar expuesto a la luz azul durante un tiempo mayor al recomendado, llega a ser peligroso para nuestros ojos, ya que puede dañar los fotorreceptores y las células retinianas, teniendo efectos acumulativos y crónicos.

Algunos de los problemas causados por la exposición prolongada a la luz azul son los siguientes:

A corto plazo:

  • Síndrome Visual Informático (SVI)
  • Fatiga y estrés visual
  • Sequedad ocular
  • Ojos rojos
  • Disminución de la frecuencia del parpadeo
  • Dolor de cabeza
  • Falta de concentración

A largo plazo:

  • Alteración de los ritmos circadianos del sueño
  • Daños en la retina acelerando el proceso de aparición de degeneración macular (DMAE), pudiendo llegar a provocar ceguera
  • Ayuda a la formación precoz de cataratas
Protege tus ojos de la luz azul de las pantallas. Opticonfort

¿Cómo podemos protegernos de la LUZ AZUL?

Para proteger nuestros ojos, las empresas fabricantes de lentes, han diseñado unos filtros de luz azul específicos que reducen el exceso de este tipo de luz bajando su intensidad y ayudando así a proteger nuestra visión. Al mismo tiempo, alivian la fatiga ocular, mejoran la calidad del sueño y proporcionan protección retiniana contra la fototoxicidad, sobre todo en lo que respecta a la protección de la mácula.

Existen diferentes tipos de filtros de luz azul, que son los siguientes:

Filtro azul externo o en capa: se encuentra en la superficie externa de la lente, tiene un tono residual “azul” apreciable en los reflejos y que amarillea ligeramente los tonos blancos.

Filtro azul interno o en masa: se encuentra integrado en la propia masa de la lente. De esta forma consigue filtrar mayor cantidad de luz azul que los filtros en capa. Tienen la ventaja de que no producen reflejos azules, ni dejan un tono residual que altere el contraste de los colores.

Filtro azul combinado: es la mezcla de los dos filtros anteriores, por lo cual consigue la máxima capacidad de filtración posible.

Protege tus ojos de la luz azul de las pantallas. Opticonfort

Otros métodos para proteger nuestra visión de la luz azul

Cuando estemos frente a la pantalla de cualquier dispositivo electrónico deberemos de ser conscientes de ello, y no sobreexponernos a la luz azul de forma innecesaria. Además del uso de unos cristales con filtro azul, os dejamos una serie de recomendaciones que podéis empezar a llevar a cabo dese ahora, y que ayudarán a reducir los efectos nocivos de la luz azul:

Utiliza la técnica 20-20-20 cuando trabajes con el ordenador: esta técnica consiste en descansar la vista de forma sucesiva y cada 20 minutos, mirando al infinito o a una distancia de al menos 6 metros, durante 20 segundos. De esta manera reduciremos considerablemente la fatiga visual.

Reduce el número de horas que pasas frente a la pantalla de tus dispositivos: si bien sabemos que el uso de estos dispositivos puede ser imprescindible para nuestro trabajo o estudio, es importante que también cuidemos nuestra visión. Procura utilizar estos dispositivos el tiempo estrictamente necesario, sustituyéndolos en horas de ocio por otro tipo de tareas como la lectura de un libro o, mejor aún, actividades al aire libre que sin duda, mejorarán considerablemente no sólo tu vista, sino también tu estado físico y mental.

Utiliza adecuadamente tus dispositivos: con el fin de proteger la visión de los usuarios, la gran mayoría de dispositivos LED cuentan con un filtro de “luz nocturna” que reduce el brillo de la pantalla, dándole una coloración más naranja y bajando la saturación de los colores. Activando este filtro, reducirás parte de la radiación que llega directamente a tus ojos.

¿Quién debe utilizar los filtros de luz azul?

Este tipo de filtros son aptos para personas de cualquier edad, aunque su uso se recomienda especialmente en aquellas personas que se expongan constantemente a pantallas digitales, ya sean trabajadores o estudiantes.

Recomendamos hacer uso del filtro azul, si:

  • Pasas la mayor parte del día trabajando delante de una pantalla digital
  • Dedicas gran parte de tu tiempo de ocio al uso de dispositivos electrónicos, como móviles, tablets, ordenadores, televisiones…
  • Estudias durante muchas horas delante del ordenador u otro tipo de pantallas electrónicas
  • Pasas muchas horas viendo vídeos, series o películas
  • Pasas muchas horas jugando a videojuegos o haciendo uso de las redes sociales

Y por supuesto, ¡no podemos olvidarnos de los más pequeños!

Hoy en día, los niños empiezan cada vez más temprano a hacer un uso, en ocasiones excesivo, de televisión, tablet, ordenador o móvil. Además, no debemos olvidar que hasta la edad de 6 años, los niños no alcanzan el 100% de su visión.

Es por esto, que resulta imprescindible proteger sus ojos desde pequeños, ya que al nacer en la era digital, los años de exposición a la luz azul que llevarán acumulados cuando sean adultos, serán muchos más que los de sus padres.

Desde nuestros centros Opticonfort de Madrid y Parla, recomendamos tanto a niños como a adultos, realizarse una revisión visual de forma anual, ya que como hemos visto, el uso que damos a los dispositivos electrónicos influye cada vez más en el estado de nuestra vista. Puedes pedir cita en nuestros centros para una revisión gratuita y sin compromiso. Y si tienes dudas sobre el tipo de filtro que deberías usar, nuestros profesionales te asesorarán de forma personalizada en función de tus necesidades.

Sin comentarios

Envía un comentario